Boletines en Promo Tur
 

Guía Turística Turipass

 
INTRODUCCIÓN
Amigas y amigos que nos visitan y que han adquirido el TuriPass, Querétaro, les damos la más cordial bienvenida y los felicitamos por decidirse a ser parte de esta inolvidable experiencia de conocer la ciudad al máximo recorriendo y disfrutando lo mejor de ella por medio de este pasaporte a la diversión, a la cultura y el arte.


Santiago de Querétaro es una joya arquitectónica y colonial que estamos orgullosos de compartir con ustedes. Historia, arte y tradición se conjugan en un solo espacio para ofrecerle una estancia inolvidable.

Nuestro Centro Histórico es reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Hay plazas, jardines, calles, monumentos, templos y andadores que no se puede perder en su visita. Por esto hemos diseñado esta guía donde encontrará la interesante historia y el papel que ha jugado esta ciudad en el desarrollo nacional; también encontrara varias rutas para recorrer a pie y conocer los monumentos y lugares más sobresalientes, hay una sección de actividades que no se puede perder, además de varias sugerencias para conocer otros municipios de este rico estado. Finalmente incluimos una práctica guía de restaurantes y hoteles así como un mapa con la localización de los puntos de interés, así que esperamos que disfrute al máximo esta visita a nuestro estado y que el uso del TuriPass sea satisfactorio y le permita visitar y aprender lo más sobresaliente que nuestra ciudad guarda para ustede.

CULTURA Y TRADICIÓN

Adentrarse en la rica historia de Querétaro es descubrir los encantos de una tierra con presencia en cada época del acontecer nacional. Ancestros indígenas y tradiciones arraigadas han marcado a los queretanos de hoy, que con gusto reciben y comparten las riquezas culturales y arquitectónicas que ofrece este bello estado. Por su amplia tradición histórica y cultural, Querétaro le permite viajar al pasado y recorrer sus calles llenas de bellos rincones: pórticos, ventanales y rejas de herrería le harán soñar con épocas que ya se han ido.

Ven y descubre las riquezas que te ofrece Querétaro y el TuriPass porque tenemos más de lo que has imaginado.

QUERÉTARO PREHISPÁNICO

Hace 1800 años, a fines de la época clásica, floreció la cultura Huasteca, la cual influyó en los pueblos asentados en la región queretana y en la Sierra Gorda. Hacia el año 1300 la región estaba ocupada por tribus chichimecas y otomíes. Estas etnias desarrollaron importantes ciudades, asentadas en valles y colinas que conforman hoy en día, la identidad prehispánica de esta región.

Los asentamientos prehispánicos más representativo que nos heredaron los pueblos indígenas de la antigüedad alcanzaron su mayor esplendor en las zonas arqueológicas de Toluquilla, Ranas y El Cerrito.

TOLUQUILLA

Enclavada en la Sierra Gorda, Toluquilla parece haber sido un santuario de influencia regional cuyo acceso estaba resguardado por las propias condiciones del terreno. Su ubicación y la época de su esplendor la hacen un claro ejemplo de la extensión de la frontera norte mesoamericana, impulsada por Teotihuacan. Sin embargo, tiene características que comparte con otros asentamientos de la región y que hacen de la Sierra un caso particular.

EL CERRITO

Ubicado en el municipio de Corregidora, El Cerrito es uno de los principales sitios arqueológicos de la región de occidente del México prehispánico. Registra ocupación intensa durante todo el primer milenio de nuestra era, vinculándose al desarrollo de culturas regionales del norte de Meso América, así como a la esfera de influencia tolteca y teotihuacana.

RANAS

Localizada en el municipio de San Joaquín se encuentra Ranas, zona arqueológica ubicada entre varios cerros y con ocupación en diferentes épocas. Cuenta con tres juegos de pelota abiertos rodeados de estructuras ceremoniales, algunas de clara influencia Huasteca.

QUERÉTARO, ESCENARIO DE LA HISTORIA

Al arribo de los conquistadores, se le llamó a la actual ciudad de Querétaro con la voz purépecha Queréndaro, que derivó en Querétaro, cuyo significado es "lugar de peñas". Querétaro nació como pueblo de indios y así se mantuvo por más de 50 años. Fue hasta el año de 1655, cuando le fue conferido el título de ciudad. Su ubicación entre la Ciudad de México y las minas de Zacatecas le favorecieron, y fue paso obligado al Bajío, al norte y noroeste de la Nueva España, lo que le valió ser denominada: La Garganta de Tierra Adentro.

A partir de 1550, se empezaron a avecindar en la población familias de españoles que contribuyeron al mestizaje. Al fundirse las etnias, el castellano empezó a sustituir a las lenguas nativas.

LA LLEGADA DE LOS ESPAÑOLES Y LA FUNDACIÓN DE UNA CIUDAD

Se dice, que el conquistador Hernán Pérez de Bocanegra, que tenía en encomienda el pueblo de Acámbaro, buscó aliarse con un indio otomí originario de la provincia de Xilotepec (actualmente localizada en el Estado de México), llamado Conín. Pérez de Bocanegra inició el proceso de conquista de los otomíes y chichimecas asentados en el valle de Querétaro y convenció al indígena Conín de que aceptara ser su vasallo, previo juramento de conversión a la nueva religión y fidelidad a la Corona Española. Conín fue bautizado con el nombre de Fernando de Tapia.

LA CORONA Y LA CONSPIRACIÓN

Durante el período virreinal, Querétaro formó parte de la Provincia de México, convirtiéndose en la Tercera Ciudad del Virreinato; logró desarrollar su economía a través de la ganadería y la agricultura, sobresaliendo también la obrajería textil y la tabacalera.

En los inicios del siglo XIX, la ciudad de Querétaro fue el escenario de las actividades de los infidentes que conspiraron por la Independencia Nacional, destacando en estas juntas los hermanos Epigmenio y Emeterio González así como Josefa Ortiz de Domínguez, esposa del Corregidor Miguel Domínguez.

IGLESIAS, CONVENTOS Y CASONAS VIRREINALES

De 1655 al 1794, Querétaro se caracterizó por la realización de importantes construcciones barrocas. Los más importantes ejemplos de esta época, que aún pueden admirarse son, entre otros, el Templo de Santa Clara, el de Santa Rosa de Viterbo y el que fuera Convento de San Agustín, considerado el Claustro más bello de América Latina. No podemos dejar de mencionar el acueducto, importante obra civil que identifica a Querétaro y que fue construido entre los años 1726 y 1735.

En la Sierra Gorda, el barroco español se mezcló con el arte indígena, dando como resultado construcciones igualmente admirables en los templos misionales de Jalpan, Tilaco, Landa, Concá y Tancoyol; declarados en el 2003 como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

LA CAÍDA DE UN IMPERIO Y EL TRIUNFO REPUBLICANO

En 1848 Querétaro se convirtió temporalmente en capital de la República Mexicana, tomándose las disposiciones definitivas que pusieron fin a la guerra con los Estados Unidos. Años después, durante la intervención francesa (1864-1867), Querétaro fue testigo del triunfo republicano siendo fusilado, en el Cerro de las Campanas, el desventurado Emperador de México Maximiliano de Habsburgo y los principales generales conservadores, el 19 de junio de 1867, poniendo fin al Segundo Imperio Mexicano.

EL MOVIMIENTO LIBERTARIO DE 1910

Querétaro participó activamente en la Revolución Mexicana de 1910, desarrollándose en su territorio varios hechos de armas. Cuando este movimiento se consolidó, se convocó a un Congreso Constituyente en la ciudad capital y el 5 de febrero de 1917, fue promulgada la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que actualmente nos rige; en el anteriormente llamado, Teatro Iturbide, hoy Teatro de la República, considerado como Monumento Nacional.

De esta época se conservan hermosas haciendas en diferentes municipios del estado, verdaderas joyas arquitectónicas en bellos espacios naturales, que deleitarán a más de alguno que quiera visitarlas.

QUERÉTARO PASO A PASO

Iniciaremos este recorrido en la Plaza de Armas, por ser la más popular de la ciudad y donde se encuentran muchos edificios importantes, si vienes en coche, podrás estacionarlo en algunos de los estacionamientos que marcamos en el plano que se adjunta en esta guía.

La ruta se ha marcado como un solo recorrido para que disfrutes lo más posible de la ciudad, toma tu tiempo y disfruta de las sugerencias que te hacemos para descansar en un agradable café, o reponer energías en alguno de los excelentes restaurantes que encontrarás a tu paso. Si no te es posible recorrerlo todo en tu visita, te esperamos nuevamente para que no dejes de conocer todo lo que tenemos para ti. Recuerda que dentro del TuriPass tienes un pase a un recorrido a pie y otro en tranvía o auto, así que con esta guía podrás ir complementando dichas rutas.

LA PLAZA DE ARMAS (1) conocida también como Plaza de Arriba, Mayor o de la Independencia. Es una plaza del siglo XVIII de ambiente tradicionalmente español. Flanqueada por portales de importantes e históricas casonas, alberga en la parte central una fuente dedicada al insigne benefactor de Querétaro don Juan Antonio de Urrutia y Arana, quien proyectó, dirigió y costeó el magnífico acueducto símbolo de la ciudad, hacia el Norte se levanta imponente la CASA DE LA CORREGIDORA (2): Con el nombre de Casas Reales y Cárceles fue construida en el año de 1770 para ser sede de las autoridades.

Grande es la importancia histórica del sobrio edificio donde vivieron el Corregidor don Miguel Domínguez y su esposa, quien dio vida social y cultural a este espacio, organizando tertulias literarias que más tarde se convertirían en reuniones para alentar la conspiración. Entre sus invitados se encontraban don Miguel Hidalgo, el Capitán Allende, Aldama y otras personalidades del ámbito local simpatizantes con el movimiento insurgente.

Cuando esa noche septembrina de 1810 la Corregidora se da cuenta que el movimiento es delatado, notifica al Alcaide don Ignacio Pérez que todo ha sido descubierto y le pide que vaya hasta San Miguel el Grande para comunicárselo al Capitán Allende a fin de que actuara en consecuencia. Así desde esta casona parte el aviso libertario que iniciaría la Independencia.

Actualmente es la sede del Poder Ejecutivo Estatal. En la parte oeste de la plaza se encuentra una de las más bellas fachadas de la ciudad, nos referimos a la CASA DE ECALA (3); Ubicada en el Portal de Dolores de la Plaza de Armas, esta señorial casona nos muestra la maestría del alarife y de los canteros y herreros queretanos del siglo XVIII que la edificaron.

Perteneció a Don Tomás López de Ecala quien hermoseó la plaza con este bellísimo ejemplar de la arquitectura barroca civil. Su construcción dio origen a una disputa entre el dueño de la casa y su vecino don Domingo Fernández de Iglesias, quien no quería ser opacado por don Tomás. Hasta los tribunales llegó la contienda, quedando la sentencia a favor del señor Ecala.

Durante el Constituyente de 1916-17 se instaló en esa casa la Secretaría de Comunicaciones. Fue centro cultural y biblioteca, siendo actualmente oficinas gubernamentales y sede del DIF estatal.

Ahora caminaremos por la calle de Pasteur para iniciar un recorrido por viejas casonas que guardar las más populares leyendas de la ciudad y que no debes de perderte en el recorrido nocturno de Querétaro y sus leyendas que incluye tu TuriPass. Iniciaremos con una leyenda que nos habla de las pasiones humanas y del poder del mal, así pasamos a la CASA DE DON BARTOLO (4); Cuenta la leyenda que, a mediados del siglo XVII vivía en la actual calle de Pasteur, don Bartolo Sardanetta, "el segoviano", que vivía únicamente acompañado por su hermana. Llevaban ambos una vida con holgura y desahogo, las malas lenguas decían que Don Bartolo estaba enamorado de su hermana.

Don Bartolo realizaba una fiesta cada año con motivo de su cumpleaños, en la cual realizaba un brindis por "la señora mi hermana, por mi ánima y por el 20 de mayo de 1701". Al ser una fecha muy lejana (estas celebraciones se realizaban en 1651), nadie en la concurrencia preguntaba el motivo de este brindis.

Llegada la noche del 20 de mayo de 1701, se escuchó una fuerte detonación, apareciendo sobre la ciudad un fulgor rojo momentáneo seguido de un profundo silencio. Ninguno de los vecinos supo el motivo de esto sino hasta el día siguiente, cuando, siendo ya bastante tarde, ningún habitante de la casa de Don Bartolo salía de ella. Se dio parte a la policía, y forzando la puerta, se encontró una escena espeluznante:

Al pie de la cama, yacía el cadáver de la hermana del segoviano, estrangulada por él mismo. Pegado al techo estaba don Bartolo carbonizado pidiendo misericordia a Dios. Se realizó un exorcismo, logrando que don Bartolo se despegara de las vigas del techo y cayera inerte. Tenía en sus manos un rótulo que decía "Vendió su alma al diablo a cambio de riqueza y poder". Actualmente esta casona alberga a la Secretaría de Educación.

Ahora caminaremos hasta la esquina para doblar hacia la izquierda y subir por la calle de Independencia donde seremos testigos de otra leyenda que involucra aspectos más mundanos como el amor, la traición y la muerte, los invito a entrar a la CASA DE LA ZACATECANA (5); Esta casa, ubicada en la antigua calle de la Flor Alta, fue el centro de una trágica historia; corría el siglo XVII y en el país había un gran auge minero. En ese entonces llega a instalarse a la ciudad una pareja proveniente de Zacatecas, sin descendencia, comprando la única casa con balcón de esta calle. Ya que el señor era dueño de varias minas pasaba largas temporadas alejado de su casa, dando pie a rumores acerca de la fidelidad de su esposa. Repentinamente, el minero desapareció por un tiempo. "La Zacatecana" refería que su marido había ido a su tierra a ver sus negocios. Lo que pasó en realidad fue que "La Zacatecana", que tenía amoríos con uno de los criados, mandó matar a su marido, enterrándolo en unos subterráneos de la misma casa.

Al aumentar los rumores acerca de "La Zacatecana" y el criado ella optó por matarlo, dándole sepultura en el mismo lugar que a su marido. Ambos cuerpos fueron encontrados en el año de 1906. Hoy en día podrán disfrutar de esta casa ya que es el único museo privado de la ciudad el cual está dedicado a las artes decorativas y podrán encontrar hermosas obras de arte, además de transportarse a otra época, no olvides que tu TuriPass incluye el pase a este Museo.

Continuaremos nuestro recorrido por esta calle, la cual nos llevará a muchos otros lugares de gran interés como la estatua de Santiago Apóstol el cual nos habla de la FUNDACIÓN DE LA CIUDAD (6). La fundación de la ciudad de Santiago de Querétaro, ocurrida el 25 de julio de 1531, mezcla la realidad con la tradición. Cuenta la leyenda que se llevó a cabo una batalla en el cerro de Sangremal entre los Chichimecas habitantes de la región, y un grupo de indígenas otomíes ya colonizados y liderados por españoles. Esta batalla se realizó sin armas.

Dada la señal convenida, se trabó una lucha cuerpo a cuerpo, dejándose notar la superioridad de los chichimecas, dominando la batalla. Al encontrarse en inferioridad, los españoles comenzaron a implorar el auxilio divino, invocando a su santo patrón el Señor Santiago.

En mitad de la batalla se eclipsó el sol, salieron las estrellas y apareció en el cielo una cruz, como de cuatro varas de alto, y a su lado el Apóstol Santiago montando en un brioso caballo. Al ver esta aparición, los indígenas chichimecas perdieron el ánimo y se rindieron.

Cruzando la calle nos encontramos con la Plaza de los Fundadores donde podrás admirar diversas esculturas de los personajes que tomaron parte en este importante evento de la ciudad.

En esta parte de la ciudad se entremezclan las leyendas con la realidad y una de esas experiencias es lo que sucedió en este cerro del Sangremal y se refiere a la historia de LA CRUZ (7). En el año de 1531, una vez conquistados los indios chichimecas y haciendo referencia a la leyenda anterior, los habitantes originales de la región pidieron que se les ofreciera una cruz igual a la aparecida en la batalla de la fundación de la ciudad. Inicialmente los españoles ofrecieron una cruz de madera que colocaron en la loma del Sangremal, pero en vista de los reclamos de la gente se sustituyó por otra de cantera de igual tamaño a la aparecida.

El 2 de mayo de 1609 se comenzó a notar que esta Santa Cruz, instalada en el Templo de la Cruz, se movía. Al siguiente año, se volvió a observar este movimiento pero ahora más violento y siendo presenciado por todos los asistentes a misa. Estos movimientos se volvieron tan continuos que incluso se hizo costumbre tocar la campana para que el pueblo acudiera a presenciar la maravilla.

El 30 de mayo de 1638 tembló por espacio de 24 horas, tan fuerte, que los cristales del nicho producían un ruido excesivo.

Fue tanta la fama del movimiento de la Cruz que se mandó derribar el muro, sin poder encontrar la causa natural por la que se producía el movimiento; incluso se confirmó el milagro al constatar que ninguno de los demás objetos se movía.

Es sumamente interesante pasar a conocer el CONVENTO DE LA SANTA CRUZ (8)

Ahora cruzaremos la calle para entrar a lo que conocemos como el CALVARITO (9), que fue el lugar donde se llevó a cabo la primera misa en la ciudad en el año de ............

Un poco más al fondo continuando con la calle de prolongación Independencia encontraremos el PANTEÓN DE LOS QUERETANOS ILUSTRES (10) donde podrás ver las esculturas de los personajes que formaron parte de la historia de la ciudad. Finalmente desde aquí logramos una impresionante vista del ACUEDUCTO (11) y de la ciudad.

Se dice que esta majestuosa construcción, actual símbolo de la ciudad, es una obra hecha por amor. Al trasladarse a Querétaro don Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila junto con la nueva comunidad religiosa de las Capuchinas a quienes escoltaba, quedó prendado por la belleza de una novicia, por lo que él le dijo que le pidiera lo que quisiera. Ella no pretendía nada para sí y solicitó que dotara a la población de agua limpia.

Como caballero de honor, se dio a la tarea de cumplir su palabra planeando, proyectando, dirigiendo y costeando la extraordinaria obra hidráulica que consta de 74 arcos, que conducía el agua desde los manantiales de la Cañada hasta el convento de la Cruz, para de ahí ser distribuida a las distintas cajas de agua y fuentes de la ciudad.

Si aún tienes ganas de caminar, qué esperas inicia el descenso a lo largo de la Calzada de los Arcos hasta llegar al primer arco.

Ahora comenzaremos otro recorrido, estando en el jardín Zenea el cual se encuentra ubicado en la calle de Corregidora. Este jardín fue parte del atrio del templo franciscano y corazón de la vida de Querétaro. Ha tenido varios nombres, entre ellos Plaza del Recreo y Jardín Obregón, pero el que actualmente ostenta es en honor a Benito Santos Zenea, gobernador que se encargó de mejorar ese espacio, destruido desde el sitio de Querétaro, convirtiéndolo en un lugar de recreación. Su fuente con la diosa Hebe y el kiosco son bellos ejemplares del arte del siglo XIX. Viendo hacia el Este nos encontramos con una hermosa vista de lo que hace muchos años era la torre más alta de la ciudad, El Templo de San Francisco y su convento que actualmente alberga al MUSEO REGIONAL (12): El nombre que la Orden de los Frailes Menores escogió para su monasterio fue Convento de Santiago de la Regular Observancia de Nuestro Padre San Francisco. Mejor conocido como el Convento Grande, fue el primero en erigirse en esta ciudad, empezándose en el siglo XVI y continuándose su crecimiento e importancia a través de los siglos XVII y XVIII. Fue construido en los terrenos donados por Conín, el fundador de Querétaro, quien al ser bautizado recibió el nombre de Fernando de Tapia, quien se convirtió en su gran benefactor.

A partir de este convento se hizo la traza urbana, siendo el centro neurálgico de la población. Abarcó cinco manzanas: la del jardín Zenea, la del antiguo Gran Hotel, la de la plaza de la Constitución, la que llega hasta la calle de Independencia y la del templo. El claustro de honor fue convertido en Museo Regional gracias a don Germán Patiño en 1936, pues con su trabajo logró conjuntar objetos de arte e historia, que ahora podemos admirar dentro del majestuoso recinto.

Una vez que disfrutamos del museo podemos entrar al TEMPLO DE SAN FRANCISCO (13): Aunque es una construcción del siglo XVI, nada se conserva de esta época. Actualmente lo apreciamos con las modificaciones que sufrió de manera posterior.

En su fachada con diferentes tonos de cantera, se aprecia el relieve de Santiago quien es el Santo Patrono de Querétaro.

Su decoración interior era completamente barroca con retablos dorados pero, al igual que los demás templos, fueron destruidos todos los colaterales al infiltrarse el neoclásico en el gusto de los queretanos y también por la llegada de la Reforma, fue Catedral de 1865 a 1911.

Ahora caminaremos por el andador de 5 de Mayo que se encuentra a un costado del Templo de San Francisco, aquí encontramos el MONUMENTO A LOS CONCHEROS (14) Una tradición de mucho arraigo en Querétaro es la de los danzantes de origen chichimeca, que con sus bailes honran, como lo hicieran sus antepasados, a la Santa Cruz de los Milagros, que se venera en el templo del mismo nombre, sobre la loma del Sangremal.

Para ellos el cielo comienza en la planta de los pies, es por eso que cada 13 y 14 de septiembre, se concentran en torno a este pétreo símbolo cristiano para reverenciarlo en el día de la exaltación de la Cruz.

En la representación escultórica se aprecia cómo el instrumento musical que porta el danzante, está hecho con el caparazón o concha del armadillo, es por ello que reciben el nombre de Concheros. Continuando sobre este bello andador llegamos a la CASONA DE LOS CINCO PATIOS (15), es una majestuosa residencia donde se albergan diversos restaurantes y bares, vale la pena entrar y conocer, el trabajo de herrería que se puede apreciar en los barandales de la casa es realmente una obra de arte.

Siguiendo nuestro camino llegamos nuevamente a la Plaza de Armas, cruzando la calle de Pasteur, encontramos El MONUMENTO (16) donde se reconoce a la ciudad como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, seguiremos nuestro camino sobre esta calle de Pasteur en dirección norte, donde ya se aprecian las coloridas cúpulas del TEMPLO DE LA CONGREGACIÓN (17), Desde 1680 es uno de los santuarios marianos más importantes de Querétaro, pues en él se venera la imagen de la Virgen de Guadalupe, extraordinario lienzo firmado por el pintor mexicano Miguel Cabrera.

Quien logró llevar a cabo esta obra de la venerable Congregación de Clérigos Seculares de Santa María de Guadalupe, fue sin lugar a dudas, uno de los más grandes benefactores que ha tenido esta tierra, Don Juan Caballero y Osio, conocido como una auténtica gloria queretana, por su filantropía y cuya escultura podremos apreciar en la plaza que se encuentra frente a esta iglesia.

Además este templo posee un admirable órgano construido por Ignacio Mariano de las Casas a mediados del siglo XVIII, fue sede catedralicia de 1911 a 1920, el anexo del templo se convirtió hacia 1848 en Cámara de Senadores, donde se discutió el tratado de paz con los Estados Unidos, siendo Querétaro Capital de la República.

Nos encontramos en la esquina de Pasteur y 16 de Septiembre, caminando hacia el este llegamos a LA PARROQUIA DE SANTIAGO (18) y EL PATIO BARROCO (19) que alberga al MUSEO DE LA MATEMÁTICA (20). Regresaremos hasta la iglesia de la Congregación para tomar el andador Pasteur en dirección norte, este nos llevará a la calle de Ángela Peralta la que seguiremos hacia el oeste para encontrarnos con el TEMPLO DE SAN ANTONIO (21): Lo que queda de este conjunto conventual nos refleja la humildad y sencillez de la Orden que lo habitaba, los franciscanos reformados de estricta observancia, mejor conocidos como Dieguinos, quienes en 1613 comenzaron la obra, concluyéndola con ayuda de don Juan Caballero y Osio, hacia 1700.

El templo que tiene una de las fachadas más originales y menos modificadas de la ciudad, cuenta con extraordinarias obras de arte, entre las que se encuentran pinturas de Peralta y las exquisitas imágenes de San Francisco de Asís y San Diego de Alcalá hechas por el escultor del siglo XVII Francisco Martínez. El órgano ya restaurado también es digno de verse, así como la sacristía octagonal con la que cuenta.

Continuaremos sobre la calle de Ángela Peralta, aquí te recomendamos comprar un helado o dulces típicos en una de las cafeterías más famosas y con más tradición en la ciudad, La Mariposa, en la siguiente esquina tenemos a nuestro famoso TEATRO DE LA REPÚBLICA (22): En los antiguos terrenos de la Alhóndiga se construyó en 1845, este coliseo tan necesario para la vida cultural queretana. Importantes obras teatrales y famosos artistas han desfilado por este escenario.

En el recinto de fachada neoclásica, se llevó a cabo el juicio del emperador Maximiliano y su generales Miguel Miramón y Tomás Mejía, quienes el 13 de junio de 1867, fueron sentenciados a la pena capital, triunfando así la República.

También fue testigo de los debates de los diputados constituyentes que convocados por el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, don Venustiano Carranza, hicieron posible nuestra Carta Magna, promulgada el 5 de febrero de 1917.

Este teatro se encuentra sobre la calle de Juárez e Hidalgo (antes Ángela Peralta), continuaremos sobre Hidalgo para llegar a la CASA DEL MARQUES (23), extraordinaria muestra de la arquitectura civil, con elementos barrocos y mudéjares, que se aprecian en los bien trabajados arcos mixtilíneos que enmarcan su patio. Se cree que ahí vivió don Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila, Caballero de la Orden de Alcántara, hombre muy querido por los queretanos ya que en el siglo XVIII, construyó el acueducto, gracias a esto fue posible que la ciudad volviera a contar con agua potable. También sirvió de alojamiento para algunos diputados cuando Querétaro fue Capital de la República en 1847-48. Funcionó como Casa de Diligencias hasta 1882, fecha en que llegó el ferrocarril a Querétaro.

Continuaremos sobre la calle de Hidalgo hasta llegar a Guerrero donde nos encontraremos con la IGLESIA DE CAPUCHINAS (24) y EL MUSEO DE LA CIUDAD (25) ubicado en el convento de San José de Gracia para monjas Capuchinas Pobres que fue construido en 1721 gracias al patrocinio de don José Torres Vergara. La figura del gran benefactor de esta Noble y Leal Ciudad, don Juan Antonio de Urrutia y Arana está ligada a esta comunidad religiosa, ya que fue él quien condujo hasta Querétaro a la comunidad fundadora de esta orden, construyendo también sus casas a un costado del convento. La austeridad de esta congregación franciscana puede apreciarse con la sencillez del inmueble. Tanto el templo y el convento están desprovistos de toda barroca ostentosidad tan característica de la época en que fueron construidos.

Un acontecimiento histórico hizo famoso a este recinto, el haber sido la tercera y última prisión del Emperador Maximiliano de Habsburgo, desde donde salió junto con sus generales hacia el Cerro de las Campanas, para ser fusilados la mañana del 19 de junio de 1867. Después de ser restaurado se convirtió a partir de 1997 en Museo de la Ciudad, foro para la cultura y la expresión artística juvenil. A sólo unas puertas de distancia se encuentra otro museo importante el de la RESTAURACIÓN DE LA REPÚBLICA (26), donde encontrarás gran cantidad de información sobre el Sitio de Querétaro, frente a éste encontramos el JARDÍN GUERRERO (27), este espacio perteneció al convento de Santa Clara siendo parte de su huerta. Desgraciadamente las fuentes, calles y bardas que componían el conjunto conventual fueron destruidas por las fuerzas liberales de la reforma. Años después aquellas ruinas fueron convertidas en jardín público que fue bautizado con el nombre del patriota Vicente Guerrero, cuya efigie ahí se encuentra. En el costado que ve hacia el norte, se localiza lo que fuera el PALACIO MUNICIPAL (28), a esta casona también se le conoce como Palacio Episcopal, ya que fue designada para casa de los Obispos. Posteriormente fue zona militar, pero antes de serlo, ya se había convertido en Mesón de Diligencias y en Escuela de Artes y Oficios. Su sobrio patio principal resguarda en uno de los corredores, la imagen mitológica de Neptuno dios de los mares, que estuviera colocada en la fuente que lleva su nombre, actualmente alberga algunas oficinas del gobierno municipal. En dirección este sobre esta calle podrá ver la Catedral y el Archivo Histórico que también te recomendamos visitar. Ahora caminaremos por este otro andador que se llama Madero en dirección oeste hasta llegar al TEMPLO DE SANTA CLARA (29) En 1606 inició la construcción tanto del templo como del convento, gracias al patrocinio de don Diego de Tapia, para que su hija Luisa, ingresara como monja clarisa.

Santa Clara fue de los conventos más ricos y notables de la Nueva España. Aún podemos apreciar algo de esa grandeza a través de la ornamentación de sus dorados retablos, de sus esculturas o de la filigrana de su herrería. Desgraciadamente ya iniciado el siglo XIX, el altar mayor fue intencionalmente desmantelado para colocar el actual de gusto neoclásico.

En esta misma centuria, con la llegada de las leyes de Reforma, la orden fue exclaustrada y destruidas las casas donde vivían las monjas y su servidumbre, así como las capillas, jardines y calles que conformaban el convento.

Durante 1810, sirvió de prisión a Doña Josefa Ortiz de Domínguez, al ser comprobada su participación en la conspiración de independencia. Frente a este templo encontramos la FUENTE DE NEPTUNO (30): Monumento que marca la transición del barroco al neoclásico. Fue construido para ornato de la ciudad en el año de 1797, como puede apreciarse en la inscripción que ostenta. Obra en la que intervinieron los artistas Juan Izguerra y Francisco Eduardo Tres Guerras estuvo originalmente ubicada en el muro de la huerta del convento de San Antonio y trasladada, en el siglo XIX a su lugar actual.

La imagen anterior de cantera de este dios mitológico, es resguardada en el interior del Palacio Municipal, sustituyéndose por una de bronce hecha por el escultor Abraham González.

En contra esquina de la fuente de Neptuno se localiza la CASA DE LA MARQUESA (31). Magnífico inmueble del siglo XVIII que perteneció a don Francisco Antonio de Alday, es conocido actualmente como la Casa de la Marquesa ya que se cree que ahí vivió la esposa de don Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila.

La casona fue construida por el alarife queretano Cornelio, quien nos legó una espléndida combinación de lo barroco con lo mudéjar.

Según consta en la placa colocada sobre el muro, ahí se alojó don Agustín de Iturbide cuando se dirigía triunfante hacia la ciudad de México. Posteriormente, don Venustiano Carranza dispondría que se instalara la Secretaría de Relaciones Exteriores, cuando Querétaro fue, provisionalmente, Capital de la República.

Después de ser restaurada, fue convertida en uno más de los Pequeños Grandes Hoteles de dicha cadena mundial.

Ahora regresaremos a la calle de Allende para encontrarnos con uno de los edificios más bellos y que alberga al MUSEO DE ARTE (32)recuerda que el TuriPass incluye la entrada a este museo. Este edificio perteneció al Convento de los Agustinos que no se concluye sino hasta 1745, funcionando años después como Casa de Estudios Mayores, de Arte y Filosofía.

Los conocedores del arte virreinal lo han calificado como el claustro agustino más bello e importante de América.

La habilidad de los artesanos dirigidos por Manuel Villagómez, queda de manifiesto ante la majestuosidad del recinto barroco, pues lograron transmitir un mundo fantástico lleno de simbolismos religiosos a través de estípites antropomorfos, figuras quiméricas inmersas en follajes e imaginativa decoración, que siguen interpretándose y maravillando al espectador ante la bien trabajada cantería.

A finales del siglo XIX por órdenes de Porfirio Díaz, el edificio se acondiciona para funcionar como oficinas administrativas de gobierno, conociéndose a partir de entonces como Palacio Federal.

Desde 1988 este magno edificio alberga y custodia una importante pinacoteca, convirtiéndose en Museo de Arte, orgullo de los queretanos.

Saliendo de este edificio nos encontramos con el TEMPLO DE SAN AGUSTÍN (33) : Desde 1602 se tiene la autorización real para la construcción del convento agustino, pero no es sino hasta 1731 en que se inicia. Se especula que quien trazó y construyó el templo dedicado a la Virgen de los Dolores, fue el queretano fray Luis Martínez Lucio.

Para la edificación del templo bastaron sólo cinco años y su fachada barroca es clara muestra del gusto tan ornamentado de mediados del siglo XVIII.

Consta de tres cuerpos y tres calles delimitadas por singulares columnas salomónicas pareadas, que flanquean nichos excelentes tallas como la de San Francisco, San Agustín y otros importantes santos de la orden.

Digno de mencionarse es el extraordinario Cristo de la Portada, que goza hasta nuestros días, de gran veneración, ubicado en la parte superior, dentro de un elaborado nicho cruciforme.

En cuanto al interior del templo, no se conservan los originales retablos dorados, puesto que las tropas durante el Sitio, los destruyeron así como los vitrales y el órgano. Los que actualmente existen son de estilo neoclásico construidos en el siglo XIX. Si caminas sobre la calle de Pino Suárez en dirección este llegarás a la Iglesia de Santo Domingo. Ahora caminaremos en dirección oeste sobre la calle de J. M. Pino Suárez hasta llegar a la PLAZA CONSTITUCIÓN (34), esta es una plaza recientemente construida, ya que se realizaron obras para hacer el estacionamiento subterráneo, decidiéndose un diseño modernista pero de agradables formas, frente a esta plaza se encuentra el edificio de BELLAS ARTES (35). Desde siempre la vocación del edificio ha sido la educación, pues originalmente fue Escuela de Primeras Letras patrocinada por los Terciarios Franciscanos.

Más tarde, en el siglo XIX albergó a la Academia de Dibujo de San Fernando, transformándose en Academia de Bellas Artes en el año de 1910. Ahora forma parte de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Las dos ocasiones en que Querétaro ha sido Capital de la República, este recinto ha sido testigo de hechos históricos de gran relevancia.

En 1848 el Congreso de la Unión sesionó para discutir lo relativo a la paz con los Estados Unidos, a través del famoso Tratado de Guadalupe, donde se cedió más de la mitad de nuestro territorio. Y en 1916 se efectuaron las sesiones previas a la Asamblea Constituyente, que culminó con la promulgación de nuestra Carta Magna.

Así llegamos al final de otro recorrido, faltando por visitar algunos lugares de interés que se encuentran más lejos por lo que te recomendamos visitarlos en auto o tomar un taxi, ya que en esta ciudad son confiables, (para mayor control puedes utilizar los servicios de radio taxis cuyos teléfonos encontrarás al final de esta guía con otros teléfonos importantes.) Estos sitios son SANTA ROSA DE VITERBO (36); Catalogado como joya del barroco queretano, el templo y convento viterbiano se ha ganado a pulso este calificativo, pues sólo basta conocerlo para comprender la grandeza de esta construcción y de las obras de arte que contiene.

La primera edificación, ahora desaparecida, fue costeada por don Juan Caballero y Osio, insigne benefactor de éste y todos los conventos queretanos del siglo XVII, a fin de que el grupo de mujeres que habían escogido la vida de retiro y oración, tuvieran un sitio digno donde vivir. Las hermanas Alonso fueron las iniciadoras de esta comunidad religiosa, amparada bajo la Orden Franciscana.

Hacia el siglo XVIII, contaron con extraordinarios benefactores, como José Velásquez de Lorea o José Joaquín de Zárate entre otros, quienes hicieron lo posible por mejorar, ampliar y enriquecer el templo y el beaterio. La obra arquitectónica se debe al genio del barroco, Ignacio Mariano de las Casas, quien además construye en su totalidad el reloj que aún permanece en la torre, el primero de repetición en América, así como el extraordinario órgano considerado como de los mejores en el ámbito mundial

Retablos de singular belleza decoran el interior del templo, que se honra de poseer valiosos objetos como el púlpito mudéjar, el retrato de Sor Ana María de San Francisco y Neve, uno de los más bellos cuadros de monjas de la Nueva España, o los óleos del pintor Miguel Cabrera.

Después de la exclaustración, el inmueble funcionó como hospital de sangre durante el Sitio de Querétaro convirtiéndose, más tarde y por casi cien años, en Hospital Civil. En la actualidad alberga la a escuela de Artes Gráficas. Y por último te recomendamos visitar el CERRO DE LAS CAMPANAS (37), en este histórico lugar fue fusilado el Emperador Maximiliano y sus generales Miramón y Mejía. Este cerro debe su nombre a que sus piedras al ser golpeadas unas contra otras emiten un sonido similar al de las campanas, aquí podrás disfrutar de los bellos jardines que rodean la capilla erigida por el gobierno porfirista, con el apoyo económico de la Casa Real de Austria, en honor a Maximiliano, subir al mirador donde se encuentra la monumental estatua de Benito Juárez además de aprender y divertirte en el museo municipal de LA MAGIA DEL PASADO (38).

SUGERENCIAS DE LA GUÍA:


  • La sierra gorda y sus misiones
  • Hércules y su Fábrica
  • Villa Corregidora, pirámide, el Santuario del Pueblito y shoenstat, el mirador.
  • Tequisquiapan , Santuario de Soriano. Colón, Wameru
  • Bernal. Sugerencias y recomendaciones.
  • El globo aerostático.
  • Vuelo en Delta.
  • Conciertos de la Filarmónica, etc.

Los números entre paréntesis son identificadores del mapa.




Fuente: Promo Tur Querétaro
Fecha: ..
Noticias relacionadas con: Guía Turística-Recorridos turísticos en Querétaro-Turismo en Querétaro

Nuestros Servicios Turísticos.

Contamos con gran cantidad de servicios turísticos para que disfrute Querétaro al Máximo, desde: Turismo para grupos, Teatro Turístico, Recorridos a la Sierra Gorda, Tours en el Centro Histórico de Querétaro, Ruta de la Independencia, Guanajuato y sus Leyendas, hasta un Talonario para un viaje bien programado. [+] info


Encuesta PromoTur
¿Ya conoces las Tertulias Conventuales? Contáctanos para darte una promoción
No
Si


Ver resultados

Promociones !!
      VER TODAS LAS PROMOCIONES







FaceBook Twitter